Como lector de literatura juvenil, el nombre de John Green lo ubico perfectamente, si bien no me declaro un lector frecuente de sus obras. En este caso, El teorema de Katherine se queda en una trama simpática e inverosímil, con personajes que parecen...